Cae la tarde

Cae la tarde
pero aún los reflejos diurnos
se muestran entre sombras,
los colores se opacan
y pequeñas estrellas aparecen...
El sol muy debajo
muestra sus rayos rojizos
y los pájaros comienzan a silenciarse...
El rumor de la noche comienza a refrescar los aires
y el frescor del viento
calma las indolencias del calor...

Cae la tarde
y una luna sin sorpresas
muestra su sonrisa leve
y levemente asciende
hacia el cielo que penetra su azul
al otro lado del horizonte...

Cae la tarde
y no es tarde aún
para perpetrar en palabras
que la vida sigue
bella y tranquila,
sigue tranquila y bella
y que mañana
cuando el sol aparezca nuevamente
otro día me espera
para ver entre ruidos y atajos
que la vida brilla
y que mi caminata
aunque tropiece
sigue en rumbo amable...
17/01/08

2 comentarios:

Melba dijo...

Qué bonito atardecer. Un abraz♥

Conral dijo...

Me gusta este poema, Eduardo. Me transmite tranquilidad para seguir paseando por la vida.
Un abrazo.

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo