Preguntale

Preguntale a las ramas de los árboles,
o a las piedras, o al sol si lo prefieres...

Preguntale en silencio a todas las estrellas
y diles despacito lo que sientes...

Dile si me viste bailar sobre tu tristeza
o que creíste que me afanaba con tu llanto...

Preguntale a esa flor del cielo que nos mira
si alguna vez, en mis pecados, me he reído de tí...

Preguntale y sabrás que siempre siempre
en cada penumbra de mis pasos
y en cada duda en que me anclaba
o en cada alegría en que me encontraba
estabas tú
porque tú
más que tú
y sólo tú
puede saber
lo que mi piel palpita.
16/07/08

3 comentarios:

Conchi dijo...

Eduardo, este es uno de tus muchos poemas que me gustan. Gracias por seguir componiendo. Voy a la calle y le preguntaré a las estrellas...
Un abrazo.

Beatriz dijo...

Bello poema, me gustó mucho el final.
Un placer leerte.
Volveré
Cariños
Beatriz

Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo