La joven y su dueña (para un cuadro de Amelia Prieto)


Desde que ví este cuadro de Melip, me inspiró esta pequeña historia...Nunca podía llegarla a escribir. Al fin lo hice. Espero les guste. Y Gracias Melip por el cuadro.

Uy, uy, uy !!! !Qué verguenza!Mejor salir despacio sin que se dé cuenta.Si mi señora se entera que la estuve espiando es capaz de cualquier cosa. Comenzarían los gritos, y quien sabe, quizás me corra. Y yo no quiero eso, después de tantos años.Siempre yo tengo que ser tan metida. Esta vez no pude con mi genio, es que escuché los gemidos y fuí a espiar...y la encontré en un traspié. Y ella siempre tan puesta, tan seria con sus cosas, tan señora. Si se entera que la ví creo que ella también moriría de verguenza.
No debo hacerlo más. Sus cosas son sus cosas y no debo meterme.
Mejor salir despacio y sin que se entere.Pero bueno, al fin hoy, después de tanto tiempo, la he visto más mujer a mi señora, y hasta creo que hoy la quiero un poco más. Hoy, después de tanto tiempo, y por primera vez, la he visto llorar.

3 comentarios:

Diamantina dijo...

Bonito el cuadro. Bonita la historia. Un abrazo. Melba

Anónimo dijo...

Exelente escrito sobre el cuadro, no podría ser mejor.
Seguro que Neruda estaría muy de acuerdo

Meli dijo...

Gracias, Eduardo por poner palabras a una imagen. Me siento sumamente halagada por los bellos comentarios que tienes siempre sobre mis trabajos. Continúa escribiendo para que podamos seguir disfrutando de tu arte. Genio!. Besotres.

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo