Amo tanto, tanto tu sonrisa...

Amo tanto, tanto
tu sonrisa
que por verte reir
me disfrazaría de payaso,
haría piruetas por los aires,
sostendría una vela frente al sol,
saldría por las calles
a gritar llamándote...
Amo tanto, tanto
tu sonrisa
que cambiaria la escencia
del pecado,
para pecarte
y delirarte de sueños
y endulzarte con chocolates...
traería mil magos
con magias de duendes
para acariciarte el rostro
y así mirarte
enloquecido de tus risas
enloquecido de que seas feliz...
Pero soy tan torpe
que en mis esfuerzos
cambio tu rostroy lloro yo...
1/12/06

4 comentarios:

Meli dijo...

Pues a mí me hiciste sonreir. Gracias y felicidades. Ahhh, y besotes Genio!.

Diamantina dijo...

Soy admiradora de tus versos. Todos. Éso tenlo en cuenta SIEMPRE aunque no te deje comentario.

Un abrazo. Melba

DePaco dijo...

Las lágrimas y las sonrisas, son Eduardo, igualmente humanas, no una más y la otra menos. Preciosos tus versos.

Karmen dijo...

Yo creo que amar tanto debe doler!...este es de mis favoritos, Eduardo.

Un besote

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo