Oda a mis zapatos viejos

Cansados, derruidos, derrotados,
sucios, rotos, malolientes,
empolvados, raídos, rasgados,
deslucidos, tristes y no encerados.
Cuantas calles
pasearon por tus suelas,
cuantos sueños llevaste
encima tuyo,
cuantos noches de hastío
y de cansancio
cuantas risas soportaste
y cuantas penas !
Y sin embargo hoy
los miro,
admiro,
y los desato.
28/01/08

1 comentario:

Melba dijo...

Qué bonito. ¡Cuánta sensibilidad!

Abraz♥s

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo