Nocturno 4

Es sólo una pequeña angustia
que corre por las venas de mi sangre
que se acomoda al viento de mis tristezas
y que pide a gritos llorar
o saber reir...¿quién sabe?

Me pesa en los sentidos
esta leve presencia de mi cuerpo
de mi reiterada y fósil insatisfacción...
es una breve angustia
que dura lo que dura la certeza
de creerme inútil
vacío
reacio a la alegría de saberme
cálido y tierno en los espacios
en que puedo ser cálido y tierno...

Me brotan de los poros
lágrimas de recuerdos
mal soñados
y esa miseria de ser un simple
ser
que no pudo determinar su destino
en el camino de la vida...

Es una pequeña angustia
que me llora las ganas
de estar vivo,
que me bulle ardiente en mis entrañas
queriendo desbordear mis senderos
prefijados, inertes, rutinarios
y que quiere salirse a llorar en una esquina
las vueltas que la vida me envolvió
en ésta mágica persona que no entiendo
y que soy yo...

Es una angustia de una noche,
noche de luna ténue,
con un cielo de estrellas
transparente
y una transparencia que me deja bordear
entre los senderos
de lo que pude ser a lo que soy...

Sé de estas pequeñas angustias,
me duran...nada
y nadaré al mundo de los vivos
cuando despierte de este sueño
en el que me encuentro
silencioso
y acorralado...
04/05/08

3 comentarios:

Diamantina dijo...

No sufras tanto. Salud♥s. Mel

lichazul...elisa dijo...

eduardo

me deshojo en cada verso
entre tanta agonía detallada
pero hermosamente cantada

PRECIOSO!!!

(trate de dejar varios mensajes allá en el foro pero no hubo caso el sistema me mandaba fuera...así que acá te doy las gracias por tan hermoso gesto y la oportunidad)

eres un solsito maravilloso
y la revista ya la descargué
muakismuakis

Anónimo dijo...

Muy bueno, amigo. Espero que se venga un día a conocer Vientos Contrarios y leer. Lo espero...

Carlos Alberto Roldán
Vientos Contrarios
Utopoesía
croldan46@arnet.com.ar

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo