El sueño de Danilo (cortito relato)

Danilo soñaba con poder despertar algún día de su sueño.
Pero soñaba y soñaba y nunca podía despertar.
Siempre era sueño tras sueño. Cuando creía haber despertado, se encontraba que estaba en otro sueño.
Una mañana, creyendo no estar soñando, se sintió feliz, pues creyó estar viviendo.
Y fue así. Y vivía. Pero ya no tenía sueños.
Y el sueño de Danilo se cumplió, pero dejó de ser feliz.
13/05/07

6 comentarios:

Diamantina dijo...

Muy bonito tu cuento...¡muy importante soñar!

Un abrazote. Melba

Conral dijo...

Yo quiero seguir soñando. Y quiero que se cumplan mis sueños, pero no por eso quiero dejar de ser feliz. ¿Ahora estaré soñando?
Un abrazo.

DePaco dijo...

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero...
-La tarde cayendo está-.
"En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día;
ya no siento el corazón."
(machado)

picaro dijo...

Hola Turuleco, me han encantado tus escritos, y tu gato es precioso.
Una consulta, como has puesto en tu blog el nº de visitantes?
Yo he mirado por todo y no encuentro esa opción.
Gracias. Un saludo. Ah!Soy Pícaro de Taller on line.

giselle dijo...

Hola Edu bueno primero gracias por visitar mi blog me alegra que te guste, tenias razon me gusto muchos tus relatos. Que tengas mucha suerte y que seas muy feliz.

Meli dijo...

En ocasiones, cuando se desea que los sueños se hagan realidad, pensamos que por qué se realizaron! Yo, Eduardo, sigo soñando despierta para poder seguir siendo feliz.
Besotes.

Todos los trabajos de este blog están debidamente registrados y protegidos por la Ley Nº 11723

El Río de la Plata y yo

El Río de la Plata y yo